¿Cómo se forma el patrón de Doble Suelo?

El Doble Suelo es una formación de las formaciones de cambio de tendencia más básicas. Estas formaciones aparecen tras una tendencia a la baja, pero donde el precio simplemente no logar romper algún nivel clave de soporte. Rebota a un nivel de resistencia, y se mueven de forma lateral entre estos dos niveles por algún tiempo sin tocarlos.

Después de ciertos movimientos laterales, regresa para volver a intentar romper el nivel de soporte, pero no tiene éxito. Tras este intento fallido, aparece otro rebote, pero ahora sí rompe la resistencia mencionada anteriormente. Tras esta ruptura, la dirección de la tendencia cambia totalmente.

A las formaciones de doble suelo, también algunos las conocen como W. Esto se debe que se forman dos valles, que son, justamente los dos suelos, pero esta letra es más obvia en la gráfica.

El Doble Suelo – estructura y representación gráfica

Así es como se ve el doble suelo en la gráfica:

el patron doble suelo

Como se describió párrafos atrás, para confirmar que se trata de un doble suelo, el precio viene de una fuerte tendencia a la baja. Tras varios periodos, se encuentra el primer de importancia, señalado aquí con un círculo anaranjado. Aparecen algunos movimientos laterales y se forma el primer rebote, el cual se detiene en el nivel de resistencia. 

Tras el rebote, el precio cae de nuevo, pero detiene su camino en el nivel de soporte establecido anteriormente. Este nivel determina que la figura sea un doble suelo. Tras este choque con el soporte, el rebote definitivo se crea, y es el que cambia la tendencia. Esto se confirma al verse superado el nivel de resistencia intermedio entre los dos suelos. Como se aprecia, de ahí el precio sube rápidamente. La gráfica como un todo parece una W.

Uso del patrón en Trading

Para negociar con el patrón de doble suelo, hay que esperar a que el segundo suelo se forme. Como con muchos de los patrones, una vez confirmada la figura, hay que prestar atención al incremento de volumen cuando el precio se acerque al nivel del rebote, que funge como resistencia. Si tanto la figura se forma como el volumen aumenta, y, por ende, el nivel de resistencia es rebasado, entonces hay que tomar posiciones largas. Se recomendaría un nivel de SL alrededor del nivel de resistencia.

El Doble Suelo – rango de formación y ejemplo práctico

La figura de doble suelo puede darse en cualquier línea de tiempo, es decir, tanto en gráficas que cada vela representa segundo, como en gráficas de horas o de semanas incluso. Así que eso no es determinante, lo que es importante es que la tendencia sea bajista, dado que lo que esperamos de este patrón es un cambio de tendencia. Nuestro ejemplo es del USCHF, del 2012.

En esta formación de doble suelo, cada vela compone apenas algunos minutos, y la gráfica solo muestra 10 días, pero es bastante explícito que la tendencia (de hacía ya algunas semanas) era bajista. El par abrió el año alrededor de 0.93. 

Adentrándonos más a detalle, el precio encontró soporte alrededor del nivel de 0.89420. El precio se movió (del 24 al 27 de febrero) de forma lateral, pero por el mediodía del 27, escaló y encontró resistencia en .90106. De ahí regresó al nivel del primer soporte, caída que duró un par de días. Aquí se confirma el doble suelo, en términos gráficos. Solo falta el volumen.

Así, siguió algo de desplazamiento lateral, para que cerca del fin de mes, tanto el volumen como el precio aumentaran con fuerza suficiente para romper la resistencia y confirmar que una posición larga era aceptable. 

Ese año el precio llegó a tocar incluso un nivel de .99, aunque fue 5 meses más tarde de este ejemplo. No obstante, vale la pena mencionarlo, dado que, confirmadas todas las condiciones, se ilustra como puede ser útil el doble suelo en el trading real.

Analista Técnico
Predice los movimientos de los precios de los mercados de acciones, materias primas y divisas basándose solamente en las gráficas. Defensor del análsis técnico, dice que el mercado lo descuenta todo, que los precios están sujetos a las tendencias y que la historia se repite. Sus decisiones se basan en el análisis histórico de los precios, las formaciones técnicas y utiliza indicadores de análisis técnico como promedios móviles y osciladores. Ignora por completo los aspectos fundamentales.