Hay una frase popular que dice que en la vida 10% es lo que te sucede y 90% como reaccionas. Y eso es cierto. Obviamente también aplica para el trading. Todos, absolutamente todos tienen pérdidas en algún momento, pero lo importante es como controlamos la reacción a las pérdidas. Eso es psicología, y en concreto, eso es psicología del trading.

Hoy revisaremos ese tema, que a mi parecer es de los más importantes. Muchos traders dicen que no se requiere de una inteligencia superior (en términos de IQ), pero si de una inteligencia emocional superior, es decir, un buen manejo de las emociones, o sea, psicología del trading. Y es que es cierto, el análisis, y con los recursos de hoy en día, los puede entender casi cualquiera. El control de emociones es algo en lo que nos puede ayudar la tecnología (social trading, EAs, señales, etc.), pero gran parte de la psicología del trading está en nosotros mismos.

Psicología del trading y falta de objetividad – razones

Se dice que nuestro mayor enemigo es uno mismo, y quizás es muy filosófico, pero muchas veces el mayor obstáculo para alcanzar un objetivo es la mente misma. Cuando se trata de lidiar con esta, nuestra objetividad se sesga, el panorama completo se ve nublado por prejuicios, tendencias y otras trivialidades. 

Pero, en términos de psicología del trading, ¿por qué se sesga la objetividad?, ¿por qué la perdemos? Generalmente ocurre por dos razones principales, la primera puede ser que empezamos a aislar el problema y micro gestionarlo sin tomar en cuenta el resto del entorno, la segunda y la más común, es la falta de humildad. 

El deseo de un beneficio rápido

La codicia es uno de los mayores enemigos no sólo en el trading, si no en la vida diaria. Incluso, la codicia nos puede llevar al crimen, pero eso ya es otro tema. En el trading, y en concreto en la psicología del trading, la codicia nos llevará a intentar tener un beneficio rápido. ¿Cómo? Bueno, nos remontamos a las películas de Hollywood, donde un Trader con una posición (o unas pocas) se hace millonario de la noche a la mañana, es un escenario glamuroso y que suena hasta para una historia digna de contarse en una película, ahh, pues de ahí nos inspiramos. 

En la realidad el buscar un beneficio rápido significa que romperemos nuestra estrategia de una u otra forma. Puede ser abriendo posiciones con un riesgo superior al que habíamos calculado, puede ser extendiendo el tiempo que mantenemos abierta la posición, o puede ser incluso abriendo posiciones cuando ni siquiera deberíamos. La suerte existe, y es por probabilidad que alguna que otra posición nos dará resultados buenos, pero en el largo plazo este exceso de riesgo terminará aniquilando nuestra cuenta.

Psicología del trading: La aversión a reducir las pérdidas

Esta es la cara opuesta del beneficio rápido. Hay gente que reacciona al revés, y la codicia los conduce al camino del miedo. En la psicología del trading, el miedo a perder es la aversión para reducir las pérdidas y el trader empieza a jugar a no perder, más que a ganar. Esto tampoco es bueno, porque también nos lleva a romper nuestra estrategia. 

Lo que sucede comúnmente en estos casos es que al momento de que la posición apenas entre en territorio de pérdidas, el trader cierra la posición y prefiere tener pocas pérdidas a esperar a que el precio desarrolle su camino. Se supone que la estrategia también planea un nivel de SL pero nunca deja que llegue ahí.

Por probabilidad, nuevamente habrá ocasiones en las que la jugada saldrá bien, y se prevendrán pérdidas aún mayores, pero habrá muchas otras en que el precio terminará por moverse en favor de la posición inicial y el trader se estará privando de posibles ganancias.

Buscando una oportunidad de inversión sin una señal clara para tomar una posición

Esto va de la mano de la búsqueda del beneficio rápido. La codicia se convierte en una droga, y el trader está buscando posiciones por doquier con tal de tener una posición abierta. Así, en lugar de buscar posiciones que cumpla con los criterios en su estrategia, simplemente abre una posición si cumple con un solo criterio y normalmente eso terminará mal.

Psicología del trading: Las explicaciones más comunes de la falta de objetividad

Regresando al tema de la falta de objetividad, ya hemos determinado dos razones comunes, uno es el perder el panorama completo, el segundo es la falta de humildad. El segundo es el más común y quizás el más grave, así que ahondaremos un poco en este último.

No solo en la psicología del trading, sino en muchos aspectos, la falta de humildad se refiere a no admitir que nos hemos equivocado, y empezamos a extender una posición perdedora por pensar, “¿qué tal si de repente el precio se pone a nuestro favor?”, o nos empiezan a pasar por la mente cosas como “no, yo no me equivoco”, o “todo apuntaba a esta tendencia, no puede ir el precio en esa dirección”.

Aunque el último punto es un argumento válido, también hay que considerar que el mercado siempre tiene cosas que no podemos controlar ni prevenir, por ejemplo, un conflicto político, social o militar, un fenómeno meteorológico, la quiebra de una empresa, etc.

Leyendo esto, suena ridículo que alguien piense eso, ¿no? Pues…sí, pero es común, y a todos nos pasa. Todo se siente diferente al estar en la situación y al estar en ella. Y si bien es verdad que no siempre estamos equivocados, también hay que aprender a tomar a tragarnos las pérdidas. Se supone que el riesgo que estas representan estaba calculado y no terminaría con nuestra cuenta.

Este día no puede perderse

Esta mentalidad puede funcionar en otras disciplinas, como el deporte, por ejemplo. Honestamente, en la psicología del trading, puede que no sea tan malo, pero hay que tener cuidado. Y mucho. Si por alguna razón perdemos, como ya se mencionó, por circunstancias fuera de nuestro control, por más razón que haya tenido la estrategia, es mejor dejarlo ir, ya vendrá otro día.

Si caemos en el hoy no puedo perder, y por recuperar las pérdidas, empezamos a abrir posiciones, empezamos a cometer dos de los errores ya explicados, el deseo de un beneficio rápido y buscar posiciones sin una señal clara.

No puede caer más bajo

Es otra forma de reaccionar a la codicia, solo que en lugar de buscar beneficios rápidos o intentar perder lo menos, extendemos la pérdida con la esperanza de que en algún momento el precio regrese a nuestro favor. Es una de las consecuencias de la falta de humildad. Generalmente se llega a esta situación cuando ignoramos el punto de SL y dejamos que la tendencia que nos está matando siga su ritmo.

Esta transacción irá al 100%

Puede ir de la mano del punto anterior. En la psicología del trading, este pensamiento puede ser el resultado de un exceso de confianza y no calculamos nuestro riesgo, es decir, ignoramos la magnitud de la posible pérdida. 

Esta posición nos llevará a abrir posiciones a diestra y siniestra y estaremos en otro de los pecados descritos, el buscar oportunidades de inversión sin una señal clara. Ya hemos descrito las posibles consecuencias de esto.

Psicología del trading y falta de objetividad – resumen

La psicología en general y en finanzas, la psicología del trading es un tema bastante interesante y que da para mucho texto y estudios. Es importante que todos los traders la entienda y sobre todo busquen mejoras en su sistema de trading a través de esta. Un primer paso para controlar su respuesta emocional es el diario de trading, tema ya discutido.

Lo que vale resaltar de este tema es que todos los errores van de la mano, normalmente al cometer un pecado, cometeremos un segundo, porque no son cosas aisladas. La raíz normalmente es la falta de objetividad, y de ahí se derivan muchas otras cosas, como la codicia o el miedo. La pérdida de objetividad nos lleva también a perder el piso y sentirnos todos poderosos y no medimos las consecuencias del riesgo. A esta reacción se le puede llamar falta de humildad.

Finalmente, y como ya se ha mencionado, el tema da para mucho, así que se pueden recomendar búsquedas en línea tales como Psicología del trading pdf, Psicología del trading libro o Psicología del trading herramientas. Que material sobre este tema hay para aburrirse.

Psicólogo de Trading
Destacado experto en comportamiento humano y su influencia en el proceso de toma de decisiones del mercado. Se adhiere al principio de "vive mientras tocas, toca mientras vives", el cual le doy mucha importancia a la interrelación del comercio con la vida diaria. Un partidario del desarrollo personal y de la superación personal a través de las experiencias de mercado, permitiendo que el comerciante se descubra a sí mismo y elimine gradualmente los errores cometidos.