La Codicia en Trading es quizás el tema más importante relacionado a la psicología. Es común entre los inversionistas novatos, como entre los inversionistas veteranos ya curtidos. Puede aparecer en cualquier momento. No es fácil deshacerse de este mal hábito, es algo inherente en la naturaleza humana y puede incrementarse aún más según las condiciones del mercado. Gracias a esta es que muy pocas personas realmente obtienen ganancias del trading.

Muchas cosas relacionadas al trading pueden aprenderse, como la macroeconomía, el análisis técnico, y la plataforma, se puede aprender a programar, y con algo de dedicación se pueden entender cosas como el análisis del mercado. Con la psicología no es así. Pueden aprenderse los conceptos y entender porque ocurre y las consecuencias, pero no se puede aprender a usarla. Se tiene que practicar y entrenar.

Y, aun así, no siempre la práctica es suficiente. Muchas veces se debe tener ese “algo”. Así como a veces se requiere de algo especial para ser médico, atleta, cantante u orador, no todos están hechos para ser trader en un principio. Pero se puede llegar a cierto nivel. La base es una cabeza fuerte y disciplina para apegarnos a las reglas. Esta es la clave. 

Greed is Good. ¿Estás seguro?

Este mantra de “la codicia es buena” es relativamente popular últimamente. Pero ¿realmente es cierto? Adentrémonos un poco más en el tema. Un síntoma de falta de disciplina en el trading es la incapacidad de mantener la cabeza fría y ser codicioso. La codicia es capaz de tentar a todos los inversionistas. Gordon Gekko es el autor de la frase de “la codicia es buena”, y quizás sea buena como una pequeña motivación, no como la que controle totalmente nuestros actos. Siempre se debe ser capaz de controlarla, de no ser así, solo se regalará dinero al resto de los participantes. En este negocio hay de dos: o se controlan las emociones o hay que rendirse y continuar con el trabajo de 9 a 5.

Como hemos mencionado, el problema se puede resolver y empezaremos con ello aprendiendo las razones de la codicia en trading, las consecuencias y sus causas. Revisaremos también los síntomas de la codicia y como identificarla rápidamente, y es que, si no la identificamos, es difícil hacer algo respecto a ella. También aprenderemos que resultados se tendrán por la codicia en trading, y como puede afectar la estrategia y al final, nuestra cuenta.

Para finalizar, aprenderemos algunas formas de controlarla, porque, aunque puede ser una motivación, puede terminar matando, como muchos medicamentos. Como se mencionó, el trading no es para todos, y aunque se aprenda de la psicología, y en concreto de la codicia en trading, es probable que los resultados no sean los esperados y también se debe aprender a retirarse. Eso sí, con esfuerzo y disposición podremos ser exitosos, así es que démosle una pequeña oportunidad.

Las razones más importantes de la codicia en trading

La codicia en trading tiene muchas causas o raíces. La primera es compensar pérdidas anteriores. La codicia en trading por esa necesidad es una de las más peligrosas. Aparece cuando el trader sigue obsesionado con alguna pérdida anterior. Esa pérdida probablemente se haya dado por una mala administración del riesgo, o quizás es fruto de más codicia, y la posición abierta incluyó mas riesgo del habitual. Sea cual sea la causa, si con una posición adicional se quiere compensar esa pérdida de una sola vez, las cosas van a terminar mal porque el trader probablemente esté cegado y no ve de forma correcta el panorama completo. Falta de objetividad.

Otra causa de la codicia en trading es que el trader busca sacar el mayor provecho en una sola transacción. Esto claro que no está mal, pero se tiene que planear. Lo más recomendable sería usar Trailing Stops. Lo común entre los novatos es que aciertan en su posición y ven que el precio sigue avanzando en su favor, tratan de mantener abierta la posición y de pronto todo se voltea y no solo no se gana lo que la estrategia debió haber entregado, ahora incluso hay pérdidas.

La tercera causa es el escenario opuesto. La codicia en trading aparece también cuando se pierde. Digamos que el precio va en contra del trader, y el SL está cerca. El trader cree que se revertirá y quita el SL por esa creencia, las pérdidas terminan siendo aun más grandes del riesgo planeado. Otra situación común es que el precio se mueve en zona de pérdidas, pero sin tocar el SL, la posición sigue abierta, pero en comisiones o swaps la cuenta va perdiendo más y más con el paso del tiempo. Si este riesgo es concordante con la estrategia inicial, está bien mantenerla. Si no es así, la estrategia debería tener reglas sobre cuánto tiempo mantener las posiciones abiertas, y entonces tomar una decisión.

La cuarta causa de la codicia en trading es el buscar oportunidades donde no las hay. Un ejemplo sencillo sería así: el trader abrió y cerró una posición con ganancias, pero cree que la tendencia seguirá, así que decide entrar de vuelta ignorando las reglas de su estrategia. No obstante, la tendencia está por terminar y solo entra tarde, lo que terminará en pérdidas. Esta es una de las cosas más doloras que le pueden pasar a un trader.

Síntomas de la codicia en el trading

Hay muchas señales o síntomas de que estamos cayendo en codicia excesiva. El síntoma más obvio de la codicia en trading es el “tirarle a todo lo que se mueve”. Por la necesidad de buscar ganancias, el inversionista buscar forzadamente oportunidades como resultado de abrir posiciones a precios no muy adecuados. Comprar aquí, vender allá, cubrirse por alguna pérdida. Al final, el resultado será más pérdidas o la cuenta se reducirá por comisiones. Por eso es importante tener una estrategia que no nos deje caer en este punto. Hay que concentrarse en un número de instrumentos, y solo abrir posiciones cuando las condiciones preestablecidas se cumplan.

Otro síntoma de que la codicia en trading está ya en nuestra mente es el mantener posiciones abiertas más tiempo del debido. Esto se traduce en pérdidas más grandes de lo planeadas y ganancias más pequeñas de lo que deberían. Muy fácilmente se puede caer en eso.

Un tercer síntoma de un comportamiento codicioso es el abrir posiciones tarde. Alguna que otra ocasión puede ser normal. Pero si ocurre muy a menudo, significa que entra a las posiciones no por reglas de la estrategia, si no por perseguir cosas que no debería. Si la posición ya se nos escapó es mejor dejarla ir. 

La codicia es el resultado de la desesperación. Es cuando mas fracasos aparecen. Después de algunas fallas, salen más y más y se entra en un espiral sin fin. Y esto pasa porque tratamos de recuperar lo antes posible las perdidas anteriores, y el resultado es el opuesto, se terminan con pérdidas aún más grandes.

Como se ha dicho, el trading necesita de cabeza fría y si no es así, todas las acciones son resultados de estrategias pobres. Cada acción es clavo en el ataúd de nuestra cuenta. Esto desata aun más pérdidas, y al final será un desastre. Es mejor relajarse después de una serie de pérdidas. Esto nos ayudará a calmar las emociones y poder buscar oportunidades con cabeza fría. Esto no significa rendirse, solo es un descanso. Al volver, es importante regresar a la estrategia y enfocarnos en respetarla, claro a menos que los resultados sean claros y haya que modificarla.

Al tratar de ganar dinero rápido en este mercado, perdemos una visión sobria y nuestras transacciones dejan de ser el resultado de la estrategia adoptada. Es un clavo en el ataúd de cada inversor. Más tarde hay pérdidas, incluso mayor desesperación, y finalmente vemos el proyecto de ley aprobado que hemos estado construyendo durante tanto tiempo. Es bueno relajarse después de una serie de pérdidas para calmar las emociones y solo más tarde volver a buscar oportunidades de inversión nuevamente, porque definitivamente aparecerán mucho más rápido de lo que piensas. El terreno no es rendirse, tomar un descanso, pero cuando volvamos al mercado, regresemos a la estrategia establecida anteriormente (a menos que los resultados muestren claramente que esta estrategia ha dejado de funcionar; luego, antes de regresar, debe modernizarse o cambiarse) y nuevamente comercia y construye tu capital.

La codicia en trading es uno de los problemas más grandes que existen para todos los traders. Es importante recordar que la mayoría de los inversionistas de éxito iniciaron con las cuentas demo, y esto debería ser suficiente para hacer lo mismo. Dado que el camino al éxito en trading es largo, es mejor comenzar lo antes posible, pero eso sí, con los pasos apropiados. 

Los resultados de la codicia en la inversión

Los resultados de la codicia en trading son obvios y son los mismos para todos los que han dejado que esta los controle. El primer resultado es la pérdida del capital. Es difícil determinar cuanto es, ya que esto depende de cada cuenta, pero, por ejemplo, si se arriesga el 2% del capital, y se pierde en 5 transacciones, se pierde el 10% de la cuenta inicial y es claro que la estrategia no funciona como debería. Otro resultado es el obtener menos ganancias de las planeadas. Como se mencionó antes es probable que, si la posición se mantuvo abierta por más tiempo del planeado, las ganancias solo sean un porcentaje de lo que realmente se pudo haber obtenido, todo por no salir antes. Si se extiende aun mas e incluso se mueve el SL, habrá pérdidas significativas.

Algo que no se menciona mucho, pero es un resultado de la codicia en trading es la pérdida de tiempo. Sea cual sea el escenario por el que caímos en la avaricia, se pierde además de dinero, tiempo. Tiempo que podríamos aprovechar para aprender del error, para buscar con cabeza fría una mejor oportunidad e incluso tiempo para situaciones personales.

La tercera consecuencia de la codicia en trading es la desesperación y una sensación de estar abrumado. Aparte del cambio en nuestra cuenta (pérdidas), también habrá un cambio en nuestra percepción del mercado. Empezamos a tenerle miedo o ser hostiles hacia él. Se empieza a perder la sensatez y perdemos un sin número de buenas oportunidades de ganancia. Incluso puede terminar en olvidarnos por completo del trading. Y aunque en algunos casos podría ser lo mejor. Si el primer enfoque fue el erróneo es una verdadera pena que la despedida sea así.

No vale la pena renunciar a un mundo de oportunidades por un mal manejo de las emociones. Realmente se puede hacer de un buen futuro y patrimonio a través del trading. Pero requiere esfuerzo.

¿Cómo controlar la codicia en el trading?

A pesar de que suene difícil, es posible mantener la codicia en trading bajo control. Ya sabemos de donde viene, como se manifiesta y cuales son los resultados, ahora revisemos que hacer para controlarla. Una vez más, la clave es la estrategia de inversión. Una buena estrategia no dejará nada sin contemplar y tiene un plan para todo. No da pie a dudas, y no hay espacio para que la avaricia aparezca. Absolutamente todo está bajo control. Tiene instrucciones claras de cuando entrar, cuando salir, cuanto arriesgar, y por cuanto tiempo. 

Pero, aun así, podemos tener la mejor estrategia, pero si no se es disciplinado, no sirve de nada. Con una regla que se rompa basta para echar a perder el trabajo y esfuerzo detrás de la estrategia. Una solución sería continuamente evaluarla y ver que mejoras tiene. No es lo mismo probarla en demo que en vivo. 

Si la estrategia funciona, pero hay una racha de pérdidas por alguna razón que no se puede controlar, lo mejor es darse un respiro y alejarse por un tiempo. Una racha razonable serían unas 3 perdidas al hilo. No hay que dejar que se acumulen. Si aparecen más, es señal que la estrategia no funciona. 

Otro consejo sería no tomárselo personal ni como una ofensa. En el mercado, el trader es anónimo, y jamás actúa por ir en su contra. Al mercado no le importan los sentimientos de los participantes, y cada trader es más bien un componente de él. Las ganancias o pérdidas por la estrategia son a causa del trader y sus decisiones. Solo con esa actitud se puede tener alguna oportunidad real de hacer dinero de forma regular. 

La codicia, la codicia y una vez más la codicia

Codicia, codicia y codicia. La realidad es que es lo que mueve al mundo, pero no debe mover nuestras decisiones. Sí, todos trabajamos por dinero, y pagamos nuestros bienes y servicios con él. Sí, si no fuera por el deseo de una independencia financiera, ni siquiera estaríamos leyendo esto. Pero si la codicia es la única razón de ser, todo terminará mal. 

La codicia se confunde fácilmente con la ambición. La ambición es el desear ser algo más, tener algo más, no conformarse, querer ser mejor. La codicia es buscarlo a como de lugar, sin un plan, sin un camino claro, y a veces ni siquiera con un objetivo concreto. La ambición nos busca a movernos de la zona de confort, pero con una meta que alcanzar. La codicia nos lleva a querer alcanzar algo, sin hacer nada, sin esforzarnos. Eso no está bien, porque como se ha mencionado, si no hay un plan ni preparación, el fracaso es inminente. Hay que aprender a diferenciar la ambición de la codicia, porque son muy parecidas. Y si se cruza esa línea que las divide, pronto nos daremos cuenta de que el mercado lo cobra, y estamos en problemas.

 

Psicólogo de Trading
Destacado experto en comportamiento humano y su impacto en el proceso de toma de decisiones en el trading. Cree en el principio de "vives como negocias y negocias como vives", y le da importancia a la relación del trading con la vida diaria. Es partidario del desarrollo personal y de la superación personal a través de las experiencias del mercado, permitiendo que el trader se descubra a sí mismo y elimine gradualmente los errores cometidos.